Gracias, Indio.

Hoy se cumplen 39 años de la Masacre en el Pabellón Séptimo.
A esta hora, en la cárcel de Devoto había cadáveres calcinados, muertos por asfixia, gritos desgarradores, golpes sobre cabezas y espaldas laceradas por el fuego.
Y, casi al mismo tiempo, se construía una, varias mentiras.
Hace 39 años, del lado de las víctimas, los sobrevivientes y las familias, no estaba casi nadie, y los medios de comunicación serviles a la dictadura construyeron un motín para justificar la matanza.
Yo soy deudora de mucha gente, en el intento de revisar lo que pasó aquel día y los siguientes.
En primer lugar, de quienes sufrieron y sufren.
Después, de quienes contaron y cantaron.
Y siempre, de quienes acompañan, alientan, suman datos, ofrecen múltiples modos de ayuda y amor.
Entre esas deudas que tengo, hoy quiero elegir al Indio Solari, porque lo están queriendo aniquilar, no por los errores que tendrá, sino por haber denunciado esta masacre mucho antes que tantos otrxs.
Así que, gracias de nuevo, Indio.

 

Anuncios